IRRC No. 901

No se trata del binarismo de género, sino de la jerarquía de género: respuesta a "fin del binarismo de género"

Reading time 9 minutos de lectura
This Article is also available in

La sección "Debate" de la International Review se propone alimentar la reflexión sobre las controversias actuales en los planos ético, jurídico u operacional en torno de los asuntos humanitarios. En el número dedicado a "La violencia sexual en los conflictos armados" (vol. 96, n.o 894, 2014), la International Review publicó una nota de opinión escrita por Chris Dolan titulada "Fin del binarismo de género: nuevos mecanismos de intervención humanitaria en casos de violencia por motivos de género". A la luz del proceso de revisión de las Directrices para la Integración de las Intervenciones contra la Violencia de Género en la Acción Humanitaria del Comité Permanente entre Organismos, Dolan propone trasladar el énfasis puesto en la igualdad de género en la conceptualización de la violencia de género en entornos humanitarios para pasar a un sistema de valores basado en la inclusión de género. Según él, este cambio es fundamental para mejorar la situación de las víctimas, fomentar la justicia social y redefinir prioridades. También presentamos la opinión de Jeanne Ward, una de las principales autoras de las Directrices revisadas. Para Ward, los intentos por apartar el foco de la igualdad de género en los programas de violencia de género representan un retroceso más que un avance en ese ámbito, ya que, en contextos humanitarios, centrar los esfuerzos en los derechos y las necesidades de las mujeres y las niñas sigue siendo muy dificultoso. Por eso, propone no desviar la atención de las mujeres y las niñas en la labor para combatir la violencia de género y seguir avanzando junto a quienes plantean una aceleración de los programas dirigidos a los hombres y las comunidades LGBTI más ampliamente. (en inglés)

Continuar la lectura de #IRRC No. 901

Más información sobre International Review of the Red Cross, War in cities, Addressing sexual violence